19 de may. de 2011

¿Solo es legal el marketing electoral?

Las juntas electorales han prohibido muchas concentraciones de protesta en España por influir en la campaña electoral. Se permite el marketing electoral, la voz del dinero prestado por los bancos, y se prohíbe la voz de las personas. Esto es jugar con ventaja. Luego hablan de manipulaciones. Si te parece mal, hay una recogida de firmas contra esta decisión.

Pero ¡cuidado! Si tienes una opinión libre, ajena a los partidos comerciales, pasas a ser sospechoso de algo. A los borregos de la "disciplina de partido" esto de pensar por uno mismo les parece tan raro que solo pueden creer que eres un sujeto sin un cerebro propio, teledirigido, manipulado. En consecuencia debes ser investigado para ver qué organización está detrás de ti. Es lo que ya están difundiendo algunas de las lúcidas conciencias que nos gobiernan.

La sarta de falacias e intentos de distorsión de lo que está ocurriendo no tiene fin. Algunos opinan que organizaciones que llevan años denunciando esta estafa económica y democrática, desde mucho antes de que llegara la crisis y se cayera el tinglado, ahora no tienen derecho a apoyar esta protesta que se hace eco de las mismas verdades. Si todo fuera manipulación, ¿por qué no se ha conseguido dirigir a las masas con anterioridad? La verdad ha dejado sus ruinas sobre la mesa y ahora es evidente, ya no es necesario creer a quienes hacían cálculos y previsiones de buena fe en lugar de estudios de mercado patrocinados por intereses particulares. Ahora la verdad salta a la vista. Quienes merecen oír un "teníais razón", (que no piden), ahora tienen que oír un "no os aprovechéis" por parte de quienes se han estado aprovechando de todos durante demasiados años.

Entre tanto la señora Merkel pide menos vacaciones y más trabajo. ¿No se habrá enterado de que aquí hay casi 5 millones de personas deseando trabajar? ¿Le da igual lo que pensemos de ella ante la burda idiotez que ha soltado sobre el país con los horarios laborales más largos de Europa? ¿Acaso no ha quedado demostrado ya a quiénes benefician sus recetas? A veces parece que los políticos, los banqueros y las grandes empresas que lucen beneficios mientras despiden a sus empleados se han empeñado en una carrera de cinismo. Es imposible que ignoren que la esclavitud barata no tiene muchas posibilidades de reactivar el consumo del que dependen las PYMEs y el empleo que aportan, el 90% de nuestro tejido productivo. Eso sí, las multinacionales que financian los partidos en el poder serán globalmente más competitivas porque en Europa se podrá producir tan barato como en el tercer mundo, y ellos no tienen problemas para vender fuera, donde las nuevas burbujas de precios estén creciendo.


2 comentarios:

Carolus dijo...

Quinto Cicerón aconsejaba a su hermano Marco Tulio Cicerón en una epístola sobre cómo ganar las elecciones.

Esto ocurría en una República mortalmente enferma que Julio César enterraría al cruzar el Rubicón. Nada nuevo hemos descubierto, en su COMMENTARIOLVM PETITIONIS todo nos suena muy actual.

http://www.elartedelaestrategia.com/como_ganar_las_elecciones.html

Saludos

Javier Ecora dijo...

Efectivamente, la manipulación sigue funcionando de igual modo aunque hayan cambiado los medios. Que siempre se haya dado demuestra que se trata de una ley (social) que es necesario interiorizar como otras leyes de la ciencia para poder contrarrestar su efecto. Solo la extensión de la educación y de la conciencia -como los hábitos de higiene que no hace tantos años pasaron a ser hábito social- podrá contrarrestar este mal antiguo. Se trata de convertirnos todos en políticos sin aspiración de poder pero en campaña permanente por haber comprendido lo que nos jugamos en ello. Parafraseando a Trotsky -yo también como en tu blog-, puedes "pasar de la política" pero la política no pasa de ti.